Encuentro en El Laberinto de Ariadna: Edgardo Dobry

foto: Carme Esteve


He ido a mis notas de hace ya unos meses, porque había de hacer este post. Próximamente, el viernes 8, la agenda de El Laberinto de Ariadna nos anuncia un poeta que me sorprendió muy gratamente en la oportunidad que tuve durante las VII Jornadas poéticas de la ACEC. Él es Edgardo Dobry


Ahora rebuscando más información me encuentro una gratísima sorpresa, ya que Vicente Luis Mora ya había realizado una presentación brillantisima de este autor, en el 2005. Descubrir esta reseña me satisface enormemente, así que os la dejo en este enlace:



LA VISITA DE PADRE


Papá me visitaba en Barcelona
deprimido. Si objeto sublunar
cribaba algún blindaje de su angustia
teníamos un átimo de estancia suculenta:
ya me pide explicaciones que no tengo
sobre el brazo de gitano: si surgiera
en el pionono del toroide azucarado
—padre es ingeniero en jubileo—
su étnico nombre en sincronía.
De otro lado lo compra algún domingo
de nata pero piensa, ya comido,
que de crema estuviera en mejor punto:
“La pastelería alimenta incertidumbres
—me dice, mientras Madre asalta el baño—
en regiones sin
dulce de leche”.


Padre me visitaba deprimido
y cierta noche lo converso a varias bandas:
que viniendo de una chacra en Moisés Ville
fue el único entre seis hermanos
—”ya todos muertos”, murmuraba—
que se esforzó en tener estudios,
y ha criado hijos de pleno y ha viajado
y me ha enseñado cosas que
ni sabihonda Madre mismísima intuyera
—cómo la risa, por ejemplo, no es siempre
una patente de boludo—.


Lo veo aquella noche de la charla
ganar la cama más completo
que antes de sentarme a caminar
alrededor de su fl aca expectativa.
Pero al rosicler del día siguiente llega
a la sala no muy pingüe
y al ofrecerle un mate dice:
“Sabés que lo que anoche hablamos
—aquí chupa— me hizo bastante peor.”

3 comentarios:

Eterna aprendiz dijo...

Querida Montse, gracias por tu información y el enlace. Te dejo un beso enorme corazón.
Feliz día.
Gracias

Bel dijo...

¿Nos veremos allí?
Petons.

CdP dijo...

Querida A, nada que agradecer, un placer compartir contigo todo aquello que nos enriquece. Un beso, ¡guapa!


Pues Bel, sabes de mi interés. Espero poder arreglar mi vida personal y acudir a todos estos encuentros tan interesantes que programan desde El Laberinto de Ariadna. Sería un placer coincidir.

Petonets!Montse.